Río Pigüeña

Río Pigüeña
  • Plano del río Pigüeña
  • Perfil del río Pigüeña
  • Río Pigüeña
  • Río Pigüeña

El Río Pigüeña es un curso fluvial, que desde su nacimiento en la Fuente de La Paradona, hasta desembocar en el Río Narcea, a la altura de San Martín de Lodón, recorre 47,6 Kilómetros.

Atraviesa dos municipios, que son, aguas abajo, Somiedo y Belmonte de Miranda, circunscribiéndose su cuenca receptora estrictamente a estos dos concejos, atravesando a su paso las localidades de Villar de Vildas, Pigüeña, Castiellu, Aguasmestas y Belmonte.

Con una cuenca hidrográfica de 404,456 km2 sus principales afluentes son los Ríos Somiedo (21,3 Km), Valle La Muria (5,6 Km) y Montovo (7,9 Km).

El Río Pigüeña nace a más de 1.700 metros de altitud en la Fuente de la Paradona, en un pequeño circo glaciar, entre el pequeño humedal, propiciado por la presencia de lo que parece una pequeña morrena frontal, depósitos que los hielos ancestrales arrancaban de las paredes, generando una presa natural. Sobre estos materiales sigue descendiendo, por un valle glaciar en forma de ‘U’, en cuyos depósitos de fondo va abriéndose paso el agua, en una línea hacia el noreste muy anastomizada, pasando por la Fuente del Piojo.

Así, continúa hasta llegar a la Sierra del Páramo, que no tiene energía para atravesar, por lo que gira noventa grados con la consiguiente pérdida de fuerza que propicia la generación de la Braña la Pornacal, la mayor y mejor conservada de las de Somiedo. En ella se asientan 32 teitos, las cabañas tradicionales de la zona, con paredes de piedra y techo vegetal. Las brañas son pastos de verano a los que las familias se desplazaban con el ganado en los meses estivales, una economía trashumante practicada por los vaqueiros de alzada, un grupo social tradicionalmente discriminado por el resto de sus vecinos.

Gira hacia el norte entre valles estrechos para llegar a Villar de Vildas, Corés, Pigüeña y Robledo, donde vira hacia el noreste, y Santullano, pueblos que se localizan en las laderas para aprovechar las escasa tierra cultivables. Desde Robledo sale un túnel que trasvasa agua hacia el Río Somiedo, río que se encuentra con el Pigüeña un poco más adelante, en Aguasmestas. Este túnel se prolonga 22 kilómetros hasta llegar a la Central Hidroeléctrica de Miranda, casi al final del recorrido de este cauce.

Sigue el curso por terrenos similares, aunque disminuyendo la altitud, pasando por Almurfe, Agüera y Agüerina. Aunque el valle sigue siendo estrecho, y las pendientes de las laderas elevadas, las vegas se amplían ligeramente hasta alcanzar una media de 100 metros para llegar a Belmonte, villa con 400 habitantes capital del concejo. Poco después de salir de esta localidad se introduce entre las rocas de Peña Pericones, una garganta estrecha que tan sólo da una tregua entre Corias y Alvariza, donde se sitúa una antigua fragua hidráulica, El Machuco, para volver a abrirse en Selviella. Aquí se localiza la Central Hidroeléctrica de Selviella y poco después la de Miranda, de cuya alimentación ya se ha hecho mención. Esta central, que entró en funcionamiento en 1962, está excavada en la roca viva y envía la energía hacia Oviedo.

Finalmente, el Pigüeña pasa por San Cristobal y San Martín de Lodón donde se une al Narcea, tributario a su vez del Nalón.

La parte alta de este río se encuentra dentro del Parque Natural de Somiedo, declarado en 1988. Aquí se encuentran muestras de prácticamente todos los tipos de bosques asturianos, con hayas, robles, fresnos, arces, tilos, tejo y encinas. A mayor altitud nos encontramos con un piso subalpino que se caracteriza por una vegetación arbustiva intensa, así como plantas higrófilas en los entornos de las lagunas sobre la fisionomía glaciar. Como se trata de una zona dura y poco poblada se encuentran especies como el lobo, jabalí, rebeco, corzo, marta, jineta, gato montés, garduña, el desmán y el tejón, así como aves, el urogallo, el águila real, el halcón peregrino, entre otros. Esta área, además es Lugar de Intrés Comunitario (LIC) de Somiedo, Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y Reserva de la Biosfera.

En su curso bajo, tras pasar por Belmonte, se encuentra afectado por el LIC Río Pigüeña, donde encontramos salmón atlántico, desmán ibérico y nutrias.

El Río Pigúeña está documentado como flumen Pioniam. Así, la voz onna se trata de una palabra de origen prerromano que significaría ‘rio’, por lo que se entendería como ‘al pie del río’, aunque Pionius también es un antropónimo, un nombre de persona.

icono_descargaDescargar ficha

(icono PDF PDF:3,22 Mb)