La gestión y el control del Dominio Público Hidráulico

Gestión y control del Dominio Público Hidráulico

Imagen esquema del DPH y zonas asociadas

 

Entre las funciones atribuidas a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico se encuentra la administración y control del dominio público hidráulico de su ámbito territorial.

El Dominio Público Hidráulico incluye:

  • Las aguas continentales superficiales y subterráneas y las marinas procedentes de la desalación.
  • Los cauces de corrientes naturales, continuas o discontinuas, teniendo en cuenta que se considera cauce el terreno que las aguas alcanzan en sus máximas crecidas ordinarias.
  • Los lechos de lagos, lagunas y embalses superficiales en cauces públicos.
  • Los acuíferos (a los efectos de disposición y afección al agua).

Las márgenes, es decir, los terrenos que lindan con los cauces, están sujetas en toda su extensión longitudinal a una zona de servidumbre de 5 m de anchura y a una zona policía de 100 m de anchura. En esas zonas de protección del dominio público hidráulico la normativa en materia de aguas condiciona el uso del suelo y las actividades que se desarrollan.

La gestión y control del dominio público hidráulico comprende, entre otras actuaciones, las siguientes:

  • Evaluación y gestión de los riesgos de inundación. El Organismo realiza labores de diagnóstico del riesgo de inundación, labores predictivas ante situaciones de avenida e inundaciones y trabajos de ayuda a la toma de decisión, en coordinación con otras autoridades competentes en la adopción de medidas de prevención y protección.
  • Otorgamiento de autorizaciones y concesiones referentes al dominio público hidráulico y sus zonas de protección.
  • Emisión de informes al planeamiento urbanístico y territorial en relación a la existencia y disponibilidad de recursos hídricos para nuevos desarrollos, la compatibilidad de la solución propuesta para el saneamiento y las afecciones al dominio público hidráulico, sus zonas de protección y la zona inundable.
  • Seguimiento y control del dominio público hidráulico, que consta de las siguientes actividades:
    • La inspección y vigilancia del dominio público hidráulico y la zona de policía de cauces así como del cumplimiento de las condiciones establecidas en las autorizaciones y concesiones otorgadas por el Organismo, actividades que realiza la Guardería fluvial del Organismo.
    • El seguimiento del estado de las masas de agua. Las Redes de control están constituidas por un conjunto de estaciones de control de variables hidrometeorológicas (SAI) y de conjunto de estaciones de control de variables hidrometeorológicas (SAI)parámetros de calidad del agua. El Organismo dispone de un laboratorio propio, que realiza las determinaciones de los parámetros de calidad del agua para la evaluación del estado de las masas de agua así como la caracterización de vertidos.