Actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces

Actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces 20200427

El Organismo de cuenca, con el fin primordial de conservar y mejorar la calidad de las aguas y de los entornos fluviales, realiza diversas actuaciones, entre las que tienen un papel destacado las actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces.

Conviene recordar que las actuaciones en cauces públicos situados en espacios materialmente urbanos corresponden a las Administraciones competentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo, tal como establece la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional, artículo 28.4, y que, fuera de esas zonas, las labores de conservación, protección y mejora de los cauces, además de por las Confederaciones Hidrográficas, pueden ser realizadas por otras administraciones o por particulares, previa autorización.

Es importante señalar también que la competencia en relación con la retirada de residuos es municipal, tal  como se recoge en el artículo 26 a) de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.

La Instrucción del Secretario de Estado de Medio Ambiente para el desarrollo de actuaciones de conservación, protección y recuperación en cauces de dominio público hidráulico en el ámbito territorial de las Confederaciones Hidrográficas, de 8 de julio de 2020, establece los criterios para la realización de este tipo de actuaciones y para la delimitación de los espacios materialmente urbanos a estos efectos.

Las actuaciones de conservación y mantenimiento de cauces que realiza la Confederación Hidrográfica del Cantábrico O.A., tal y como se recoge en la guía técnica de Buenas prácticas en actuaciones de conservación, mantenimiento y mejora de cauces elaborada por el Ministerio para la Transición Ecológica en 2019, tienen como objetivo alcanzar o conservar y mantener, el buen estado de las masas de agua y paliar los efectos de las inundaciones y sequías. Estas actuaciones, supeditadas a la existencia de dotación presupuestaria se centran en:

  • Mejorar la continuidad fluvial
  • Mejorar la estructura del trazado de los cauces, el lecho del río y recuperar antiguos meandros
  • Mejorar la composición y estructura de la vegetación de ribera, lo que incluye podas y desbroces y la recuperación de cubierta vegetal en las márgenes
  • Retirar elementos obstructivos
  • Estabilizar las márgenes en zonas con riesgo
  • Luchar contra las especies invasoras que puedan afectar al estado de las masas de agua
  • Eliminar infraestructuras obsoletas

En relación con la prevención de inundaciones, las labores de mantenimiento y protección de cauces solo son adecuadas y eficaces en casos puntuales (en obstrucciones provocadas por árboles caídos en el entorno de infraestructuras o tramos de capacidad hidráulica reducida) y se deben realizar garantizando el buen estado de la vegetación ribera. La vegetación de ribera, además de ser un elemento clave para conseguir el buen estado ecológico de los ecosistemas vinculados a los ríos y arroyos y, por tanto, para contribuir al cumplimiento de los objetivos generales establecidos en la Ley de Aguas, contribuye a disminuir los efectos negativos de las avenidas ya que:

  • Incrementa la estabilidad de las orillas, frenando los procesos de erosión.
  • Provoca pérdidas de energía de la corriente por turbulencia. Asimismo, el lecho natural, por su mayor rugosidad frente a un cauce dragado, por ejemplo, disipa más energía de la corriente, por lo que también promueve la laminación de avenidas.

Cuanto más fragmentado esté el bosque de ribera y menor sea su anchura más mermadas estarán las funciones que desempeña. Las llanuras de inundación (aquellos terrenos sujetos a inundaciones recurrentes con mayor frecuencia, ubicados en zonas adyacentes a los cursos de agua) cumplen labores de retención o alivio de los flujos de agua y de la carga sólida transportada durante las crecidas (laminación de avenidas y pérdida de velocidad de las aguas), de resguardo contra la erosión, así como de fertilización de los suelos de vega y recarga de acuíferos.

Puede consultar más información sobre las medidas de protección frente al riesgo de inundación en los siguientes apartados del portal web:

Evaluación y gestión de los riesgos de inundación

Obras hidráulicas

 
 

   

Recuperación de la sección hidráulica el Puente de la Viesca (T.M. de Torrelavega, Cantabria) tras el episodio de avenida de enero de 2019

 

Las inversiones en trabajos de conservación, mantenimiento y reparación de daños en el dominio público hidráulico en año 2019, con fondos propios o de la Dirección General del Agua, fueron las siguientes: