La sequía es un fenómeno natural que produce un descenso temporal significativo en los recursos hídricos disponibles. La sequía es, por tanto, un rasgo del clima y puede ocurrir en cualquier región.

La escasez de agua se deriva de la acción humana, por el desequilibrio entre el consumo y los recursos renovables. En situaciones de escasez los recursos hídricos disponibles no cubren las demandas del sistema para abastecimiento, usos agrarios, industriales y otros usos.

Los Planes especiales de sequía (PES), vigentes desde 2007, supusieron un avance fundamental en la gestión planificada de las sequías. Los PES:

  • Tratan de minimizar los impactos ambientales, económicos y sociales en situaciones de eventual sequía, así como mejorar la gestión del recurso hídrico durante las situaciones de escasez en la cuenca.
  • Establecen un sistema de indicadores hidrológicos que permite diagnosticar separadamente las situaciones de sequía prolongada y escasez coyuntural.
  • El doble sistema de indicadores identifica el escenario correspondiente para cada situación, que a su vez permite activar las correspondientes acciones y medidas

En los siguientes apartados puedes consultar los documentos de la revisión de los Planes especiales que ahora se encuentran en consulta pública, así como, la información sobre los PES en vigor, incluyendo los informes mensuales de seguimiento de los estados de sequía y escasez

Además, puedes consultar material divulgativo sobre los Planes especiales de sequía en el apartado material divulgativo.

 

La Oficina de Planificación Hidrológica es la unidad encargada los Planes especiales de sequía. Si necesitas más información consulta cómo pedirla y nuestros datos de contacto en el apartado Contacto.