Evaluación y gestión de los riesgos de inundación

Evaluación y gestión de los riesgos de inundación - NUEVO

La normativa aplicable en evaluación y gestión de los riesgos de inundación es el Real Decreto 903/2010, de 9 de julio, de evaluación y gestión de riesgos de inundación, que transpuso al ordenamiento jurídico español la Directiva de Inundaciones (Directiva 2007/60/CE).

Uno de los principales objetivos de la evaluación y gestión de los riesgos de inundación es obtener un adecuado conocimiento y evaluación de los riesgos asociados a las inundaciones y lograr una actuación coordinada de todas las administraciones públicas y sociedad para reducir las consecuencias negativas de las inundaciones. Para ello, la normativa vigente establece un proceso que se realiza a través de las siguientes 3 fases:

Fase I: Evaluación preliminar del riesgo de inundación

Su objetivo es identificar las zonas con mayor riesgo de inundación, conocidas como Áreas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación (ARPSIs). En los siguientes apartados puede consultar más información sobre el primer ciclo de la evaluación preliminar del riesgo de inundación, que finalizó en diciembre de 2011, y sobre el segundo ciclo de la evaluación:

boton enlace primer ciclo de la evaluacion preliminar boton enlace segundo ciclo de la evaluacion preliminar

Fase II: Elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo

El Real Decreto 903/2010, de 9 de julio, establece también la necesidad de realizar, en las ARPSIs identificadas, mapas de peligrosidad de inundación y mapas de riesgo de inundación.

Se entiende por "peligrosidad de inundación" la probabilidad de ocurrencia de una inundación, dentro de un período de tiempo determinado y en un área dada mientras que "riesgo de inundación" se define como la combinación de la probabilidad de que se produzca una inundación y sus posibles consecuencias negativas para la salud humana, el medio ambiente, el patrimonio cultural, la actividad económica y las infraestructuras.

Los mapas se realizan para los siguientes escenarios:

  • Alta probabilidad de inundación (asociada a un periodo de retorno igual a 10 años: probabilidad de ocurrencia en un año cualquiera del 10%).
  • Probabilidad media de inundación (asociada a un periodo de retorno igual a 100 años: probabilidad de ocurrencia en un año cualquiera del 1%).
  • Baja probabilidad de inundación o escenario de eventos extremos (asociada a un periodo de retorno igual a 500 años: probabilidad de ocurrencia en un año cualquiera del 0,2%).

En el siguiente apartado puede consultar el proceso de elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo.

Los mapas de peligrosidad y los mapas de riesgo correspondientes a la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Occidental y a la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Oriental en el ámbito de competencias del Estado, en los que se integran los elaborados por la Administración competente en materia de costas para las inundaciones causadas por las aguas costeras y de transición, pueden consultarse en el cartográfico de la Confederación Hidrográfico del Cantábrico O.A., denominado SIG CHC.

Además, en el apartado Cartografía de las zonas inundables pueden consultarse los mapas de peligrosidad y riesgo en formato PDF como en formato KMZ (para Google Earth).

Por otra parte, en el siguiente enlace puede consultar material divulgativo sobre la evaluación y gestión de riesgos de inundación y sobre las limitaciones a los usos que la normativa en materia de aguas establece en la zona inundable.

Fase III: Planes de gestión del riesgo de inundación

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico, O.A., y la Agencia Vasca del Agua en las cuencas intracomunitarias, coordinadamente con las autoridades de Protección Civil y la participación del resto de Administraciones competentes, redactaron los proyectos de planes de gestión del riesgo de inundación de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Occidental y de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Oriental, que recibieron la conformidad de los órganos de coordinación de las respectivas demarcaciones hidrográficas, así como de la Comisión Nacional de Protección Civil y el Consejo Nacional del Agua.

A través del mapa en el siguiente enlace puede consultar la documentación relativa a los citados planes de gestión del riesgo de inundación de cada una de las demarcaciones hidrográficas.

Se resumen a continuación los tipos de medidas adoptadas en los Planes:

Medidas de prevención de inundaciones

Entre estas medidas se encuentran:

  • Medidas de ordenación del territorio: En la actualidad ya no resulta posible que nuevos desarrollos urbanísticos o que actividades vulnerables se implanten o desarrollen en zonas inundables sin las adecuadas medidas de protección que establece la normativa de aguas. Las limitaciones a los usos en la zona inundable vienen definidas en la normativa sectorial de Aguas (artículos 9 y siguientes del Reglamento del Dominio Público Hidráulico aprobado por Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, y artículos 40 y siguientes de la Normativa de los Planes Hidrológicos del Cantábrico Occidental y del Cantábrico Oriental cuya revisión fue aprobada por Real Decreto 1/2016, de 8 de enero). En el siguiente enlace puede consultar material divulgativo sobre la evaluación y gestión de riesgos de inundación y sobre las limitaciones a los usos que la normativa en materia de aguas establece en la zona inundable.
  • Medidas de mejora del conocimiento sobre la gestión del riesgo de inundación.
  • Programa de mantenimiento y conservación de cauces: Puede consultar toda la información en este apartado.
  • Programa de mantenimiento y conservación del litoral.

 

Medidas de protección frente a inundaciones

Entre estas medidas se encuentran:

  • Restauración hidrológico-forestal.
  • Restauración fluvial.
  • Restauración de la franja costera y de la ribera del mar.
  • Normas de gestión de la explotación de embalses.
  • Mejora del drenaje de infraestructuras lineales. De acuerdo con lo establecido en el artículo 126 ter del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, los titulares de infraestructuras autorizadas en Dominio Público Hidráulico (puentes, pasarelas, motas, muros, tuberías, etc) deberán realizar las labores de conservación y mantenimiento que garanticen la capacidad de desagüe de la misma.
  • Mejoras estructurales que implican intervenciones físicas en los cauces. En zonas habitadas puede ser necesario realizar medidas estructurales de defensa como encauzamientos, diques, eliminación de puentes u obstáculos, etc., en cuyo diseño y planificación se deben valorar las alteraciones que se pueden producir en el régimen natural del río y las afecciones aguas abajo y aguas arriba. Puede consultar más información en el apartado Obras hidráulicas y de mejora del dominio público hidráulico.
  • Sistemas de drenaje urbano sostenible.

 

Medidas de preparación ante inundaciones

Entre estas medidas se encuentran:

 

Medidas de recuperación y revisión tras inundaciones

Entre estas medidas se encuentran:

  • Obras de emergencia para la reparación de infraestructuras.
  • Medidas de apoyo a la población tras inundaciones.
  • Promoción de seguros.
  • Evaluación de las lecciones aprendidas.