Gestión del riesgo de inundación

Las inundaciones son fenómenos naturales que no  pueden evitarse pero sí podemos adoptar medidas para  disminuir sus efectos negativos.

En las cuencas cantábricas el impacto de este fenómeno natural es elevado por las elevadas precipitaciones, las características de nuestros ríos y la ocupación histórica de las zonas inundables por usos vulnerables (viviendas, industrias, infraestructuras, etc.).

Las competencias para disminuir los  efectos adversos de las inundaciones afectan a todas las  administraciones: local, autonómica y estatal.

Entre las labores que corresponden a las Confederaciones Hidrográficas se encuentran:

  • La elaboración de mapas de zonas inundables.
  • La predicción de avenidas, el seguimiento de los caudales de los ríos y la realización de trabajos de ayuda a la toma de decisión, en coordinación con otras autoridades competentes.
  • Velar por el cumplimiento de la normativa de limitación de usos en zonas inundables.
  • Redactar los planes de gestión del riesgo de inundación, herramienta básica para la disminución de los daños por inundaciones, en coordinación con el resto de administraciones competentes.

¿Por qué se desbordan los ríos? ¿Se pueden evitar las inundaciones?

En épocas de precipitaciones intensas, a las que se suman a veces episodios de deshielo y, en los tramos finales, también la influencia de las mareas, los cauces de los ríos no pueden contener los caudales extraordinarios que se generan y los ríos se desbordan.

En condiciones naturales, cuando los ríos se desbordan ocupan  las vegas fluviales o llanuras de inundación, en las que se frena la velocidad y energía del agua, ya que están formadas por materiales con alta capacidad de infiltración. En los desbordamientos además:

  • Se produce la recarga de nuestros acuíferos, tan importantes en épocas de sequía.
  • Se produce la deposición de sedimentos y de nutrientes.

Por eso, las vegas fluviales son terrenos fértiles, habitualmente ocupados por cultivos.

Las inundaciones son el fenómeno natural que mayores daños, tanto materiales como en pérdida de vidas humanas, provoca en España.

Como fenómenos naturales, no  pueden evitarse pero sí podemos adoptar medidas para  disminuir sus efectos negativos.

¿Por qué cada vez hay más inundaciones?

El número y el impacto de las inundaciones están aumentando por diversas razones:

  • Porque se está constatando un incremento en las precipitaciones máximas que se están produciendo. El panel de expertos de la ONU sobre el cambio climático y los estudios que ha realizado en España el Centro de Experimentación de las Obras Públicas (CEDEX) nos alertan de que en los próximos años se seguirán incrementando las precipitaciones máximas. Ese incremento se traducirá en incremento de caudales y de avenidas en los ríos y, por tanto, una mayor frecuencia e intensidad de las inundaciones.
  • Porque las vegas fluviales (el espacio que ocuparía el río en su normal funcionamiento, en épocas de caudales extraordinarios) han sido históricamente ocupadas por usos vulnerables, como viviendas, infraestructuras o instalaciones industriales. Actualmente ya no resulta posible que un uso vulnerable se implante en una zona inundable sin las adecuadas medidas de protección.
  • Porque el incremento de la intensidad de las precipitaciones, junto con el proceso de impermeabilización continua de parte del territorio en las áreas urbanas, polígonos industriales etc., está mermando la capacidad de retención de agua por el suelo, produciendo inundaciones por fallos en los drenajes urbanos o incrementando la velocidad y los caudales que llegan al río durante las lluvias, lo que aumenta las puntas de avenida y las posibilidades de desbordamiento.

¿Qué administración es la competente en defensa contra las inundaciones? 

Las inundaciones no entienden de límites  administrativos y las competencias para disminuir los  efectos adversos de las inundaciones afectan a todas las  administraciones: local, autonómica y estatal.

¿Qué funciones tiene la Confederación Hidrográfica?

Entre las labores que corresponden a las Confederaciones Hidrográficas se encuentran:

  • La elaboración de mapas de zonas inundables.
  • La predicción de avenidas, el seguimiento de los caudales de los ríos y la realización de trabajos de ayuda a la toma de decisión, en coordinación con otras autoridades competentes.
  • Velar por el cumplimiento de la normativa de limitación de usos en zonas inundables.
  • Redactar los planes de gestión del riesgo de inundación, herramienta básica para la disminución de los daños por inundaciones, en coordinación con el resto de administraciones competentes.

¿Qué son los mapas de zonas inundables? ¿Dónde puede consultar mi riesgo de inundación?

Dado que el principal factor que provoca el riesgo de inundación es la ocupación de las zonas inundables, es fundamental que tanto las administraciones como los ciudadanos seamos conscientes del riesgo que implica ocupar esas zonas.

Por ello, en las zonas con mayor riesgo de inundación, la Confederación Hidrográfica elabora mapas de peligrosidad y riesgo de inundación disponibles para su consulta y descarga en nuestra página web.

Para cada tramo estudiado, en los mapas se determinan las zonas de alta, media y baja probabilidad de inundación. 

Para comprobar si tu finca o inmueble se encuentra en zona inundable en el visor cartográfico:

  1. Si conoces las coordenadas de tu finca o inmueble introdúcelas mediante la herramienta localizar. Si no las conoces, puedes localizar la población más cercana mediante la herramienta de búsqueda.  Utiliza la herramienta zoom para localizar la zona que te interesa.
  2. selecciona la herramienta “Lista de capas” y activa la capa: Gestión de riesgos de inundación

También puedes consultar los mapas de zonas inundables en formato pdf y en formato kmz para Google Earth en el apartado mapas de zonas inundables.

¿Qué limitaciones existen en las zonas inundables?

¿Qué son los planes de gestión del riesgo de inundación?

Los planes de gestión del riesgo de inundación (PGRI) buscan lograr una actuación coordinada de todas las administraciones públicas y la sociedad para reducir las consecuencias negativas de las inundaciones.

Los PGRIs fijan las medidas que cada una de las administraciones debe aplicar en el ámbito de sus competencias para alcanzar los objetivos previstos.

El objetivo general es conseguir que no se incremente el riesgo de inundación actualmente existente y que, en lo posible, se reduzca, a través de la aplicación de medidas concretas.

¿Qué medidas contienen  los planes de gestión del riesgo de inundación? 

Entre las medidas que se proponen en los PGRIs se encuentran:

  • La ordenación del territorio y urbanística: mediante la aplicación de la normativa de limitación de usos en las zonas inundables se evita que se implanten nuevos desarrollos urbanísticos o actividades vulnerables sin las adecuadas medidas de protección.
  • La elaboración o mejora de la cartografía de zonas inundables, que permite que tanto las administraciones como los ciudadanos conozcamos la peligrosidad de cada una de las zonas.
  • La restauración fluvial, que mejora la continuidad fluvial y aumentan el espacio del río, la restauración hidrológico-forestal, la  mejora del drenaje de puentes, carreteras y ferrocarriles y las medidas estructurales (construcción de motas, diques, encauzamientos…).
  • Además, la mejora de los sistemas de medida y alerta hidrológica, el desarrollo de sistemas de ayuda a la decisión, los planes de protección civil, o las actividades de comunicación y divulgación son medidas que nos permiten prepararnos frente a inundaciones.

 

Por último, los PGRIs incluyen medidas de recuperación y revisión tras inundaciones, como la ejecución de obras de emergencia para la reparación de infraestructuras que hayan sido dañadas tras una avenida.

 

Dentro de la CH Cantábrico, la Comisaría de Aguas es la unidad que realiza la mayoría de las funciones relacionadas con la evaluación y gestión del riesgo de inundación.

La normativa vigente (Real Decreto 903/2010, de 9 de julio, de evaluación y gestión de riesgos de inundación, que transpuso al ordenamiento jurídico español la Directiva de Inundaciones, Directiva 2007/60/CE) establece un proceso que se realiza a través de las siguientes 3 fases:

Fase I: Evaluación preliminar del riesgo de inundación

Su objetivo es identificar las zonas con mayor riesgo de inundación, conocidas como Áreas de Riesgo Potencial Significativo de Inundación (ARPSIs). En los siguientes apartados puede consultar más información sobre el primer ciclo de la evaluación preliminar del riesgo de inundación, que finalizó en diciembre de 2011, y sobre el segundo ciclo de la evaluación, finalizado en diciembre de 2018.

boton enlace primer ciclo de la evaluacion preliminar boton enlace segundo ciclo de la evaluacion preliminar

Fase II: Elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo

El Real Decreto 903/2010, de 9 de julio, establece también la necesidad de realizar, en las ARPSIs identificadas, mapas de peligrosidad de inundación y mapas de riesgo de inundación.

Se entiende por "peligrosidad de inundación" la probabilidad de ocurrencia de una inundación, dentro de un período de tiempo determinado y en un área dada mientras que "riesgo de inundación" se define como la combinación de la probabilidad de que se produzca una inundación y sus posibles consecuencias negativas para la salud humana, el medio ambiente, el patrimonio cultural, la actividad económica y las infraestructuras.

Los mapas se realizan para los siguientes escenarios:

  • Alta probabilidad de inundación (asociada a un periodo de retorno igual a 10 años: probabilidad de ocurrencia en un año cualquiera del 10%).
  • Probabilidad media de inundación (asociada a un periodo de retorno igual a 100 años: probabilidad de ocurrencia en un año cualquiera del 1%).
  • Baja probabilidad de inundación o escenario de eventos extremos (asociada a un periodo de retorno igual a 500 años: probabilidad de ocurrencia en un año cualquiera del 0,2%).

Infografia de peligrosidad por inundacion

En los siguientes apartados puede consultar más información sobre el primer ciclo de elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo y sobre el segundo ciclo, en el que se han revisado los mapas realizados en el primer ciclo:

boton enlace primer ciclo de la evaluacion preliminar boton enlace segundo ciclo de la evaluacion preliminar

 

Los mapas de peligrosidad y los mapas de riesgo correspondientes a la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Occidental y a la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico Oriental en el ámbito de competencias del Estado, en los que se integran los elaborados por la Administración competente en materia de costas para las inundaciones causadas por las aguas costeras y de transición, pueden consultarse en el cartográfico de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico O.A., denominado visor SIG CHC.

Además, en el apartado Cartografía de las zonas inundables pueden consultarse los mapas de peligrosidad y riesgo en formato PDF como en formato KMZ (para Google Earth).

Fase III: Planes de gestión del riesgo de inundación

 

Puede consultar más información sobre la gestión de los riesgos de inundación en la web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. En los apartados Adaptación al riesgo de inundación y Criterios constructivos en zonas inundables se ofrecen diversas publicaciones de interés relacionadas, en otros temas, con la reducción de la vulnerabilidad de edificios frente a inundaciones, la construcción y rehabilitación de edificaciones en zonas inundables, los sistemas urbanos de drenaje sostenible y riesgos de inundación o la adaptación al riesgo de inundación de explotaciones agrícolas y ganaderas.

También puedes descargar estas publicaciones en el apartado información cartográfica y documentación técnica de este portal web.

Si no encuentras la información que necesitas en los desplegables anteriores ni en el apartado visor cartográfico y  cartografía de las zonas inundables consulta cómo pedirla y nuestros datos de contacto en el apartado Contacto.

Contenidos relacionados:

cartografía zonas inundabbles Ir a la página del SAI Ir a Labores de conservación y mantenimiento de cauces