Lareo

Lareo

El Embalse de Lareo es una masa de agua artificial, que por sus características se asimila a un lago. Se sitúa en la Mancomunidad de Amezketa y Ordizia, en Gipuzkoa, aunque muy cerca del Término Municipal de Ataun. Forma parte del abastecimiento de la comarca de Goierri, que significa “Pueblo Alto”, al encontrarse en las cuencas altas de los ríos Oria y Urola. En particular, sirve a las poblaciones de Ataun, aunque en épocas de sequía, sirve para complementar el Embalse de Arriaran.

Se localiza en las coordenadas 2°06’49’’ longitud oeste y 42°58’40’’ latitud norte (WGS84), que se corresponden con las 572.265 - 4.758.717 del sistema de referencia Universal Transversal Mercator (U.T.M.) Datum ETRS 89, zona 30. Ocupa una superficie de 192.278 m2, encerrado dentro de un perímetro de 2.028 m. Su orilla se encuentra en la cota de los 740 metros sobre el nivel del mar. Su profundidad media es de 10 metros, lo que le permite retener hasta 2,4 hm3

Geológicamente nos encontramos sobre una de las sierras calcáreas de Aralar, rocas datadas como del Cretácico inferior, concretamente del Aptiense (depositadas hace 120 millones de años). La parte culminante está formada por calizas masivas arrecifales, más duras que el entorno, mientras que la ladera sobre la que se apoya la infraestructura, se corresponde con margas y margocalizas coetáneas a las anteriores, aunque más blandas. Por eso sobre ellas incide con mayor intensidad la red fluvial, e incluso la disolución kárstica, propiciando las cavidades externas, como las dolinas, e internas, que se desarrollan en profundidad y se integrarán en las obras. El carácter más arcilloso es, a su vez, una caraterística que permite la mejor impermeabilización del lecho, y la acumulación del agua.

Con el fin de mejorar y garantizar el abastecimiento de la comarca en la que se encuentra, se proyecta un cierre de tipo escollera con pantalla de hormigón, pretendiendo su integración con el medio dentro de lo posible. Esta presa llega a los 67 metros de altura, cubriendo una longitud de 364 desde uno a otro extremo. Fue la primera en aprovechar los conductos naturales del terreno para minimizar el impacto mediante el estudio de la hidrogeología del terreno, explotando sus características naturales.

Esta presa de Lareo fue construida por Cubiertas y MZOV (integradas posteriormente en Acciona) en colaboración con Altuna y Uría S.A. Se inauguró en junio de 1989 por el Diputado General de Gizpuzkoa, Imanol Murúa, con un coste de 900 millones de pesetas.

Recoge el agua de su propia cuenca, de apenas medio kilómetro cuadrado, complementada mediante transvases de las vecinas regatas de Maizegi, Iruerreka y Baiarrate, para sumar un total de 8 Km2. El aporte que recibe permitiría el llenado en su totalidad aproximadamente cada dos años.

Vierte hacia el río Agauntza. Además, existen tuberías de desagüe de fondo, de tal forma que el agua sume por Malkoburu y aflora por el manantial de Urzulo donde nace el río homónimo. La conducción de agua de abastecimiento se realiza por los conductos naturales desde la sima de Ubei al manantial de Aia-Iturrieta. Al mismo tiempo, proporciona un caudal de regeneración del río Oria, a la vez que lo regula.

Si observamos la fotografía aérea de 1956 podemos ver como la situación previa es la de una pequeña cuenca de recepción fluvial, cubierta por un hayedo algo menos denso que en los terrenos circundantes. En los alrededores los pastos ocupan gran parte del espacio no arbolado, mientras que en la actualidad se puede observar como bosques y matorrales van ganando terreno, ante la disminución de los usos agrarios y la protección de las instituciones públicas.

El abril de 1994 se declara el Parque Natural de Aralar, con el objetivo de preservar esta área de excepcional valor natural junto con los usos que se llevan a cabo tradicionalmente, que se mezclan para dar lugar a tan singular paisaje. Con esta figura se pretende defender uno de los hayedos mejor conservados del País Vasco, un hábitat en la que conviven multitud de especies, algunas en peligro de extinción como el Desmán de los Pirineos. El uso principal de los pastos se corresponde con la oveja latxa, propia de la zona.

El Embalse de Lareo es el único coto de pesca del parque, donde se realizan repoblaciones de truchas de río.