Noticias

Atrás La Confederación Hidrográfica del Cantábrico presenta a las Administraciones el estado de sus estudios y actuaciones en el río Nalón

 

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico presenta a las Administraciones el estado de sus estudios y actuaciones en el río Nalón

2022
AGO
03
  • Localización de las actuaciones
  • Actuacion rio Nalón en Vega de Forcinas (fase 1)
  • Actuacion rio Nalón en Vega de Forcinas (fase 2)
  • Situación inicial de la actuación en San Román de Candamo
  • Situación final de la actuación en San Román de Candamo

03 de agosto de 2022- Esta mañana se ha celebrado una reunión de trabajo en el Ayuntamiento de Pravia entre la Administración General del Estado, representada por Manuel Gutiérrez y Gonzalo Gutiérrez de La Roza, presidente y Comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico respectivamente, y Enrique Rodríguez, Director de Agricultura y Pesca de la Delegación del Gobierno en Asturias; la Administración autonómica, representada por David Villar, Director General de Medio Natural y Planificación Rural del Principado de Asturias; y la Administración local, representada por el alcalde de Pravia, David Álvarez, la alcaldesa de Las Regueras, María Isabel Méndez Ramos, la alcaldesa de Candamo, Natalia González Menéndez, y el ingeniero municipal de Grado, Diego Sánchez García.

A la reunión se ha invitado a empresarios kiwicultores que ejercen su actividad en el bajo Nalón.

El objeto de la reunión ha sido informar de la situación de los estudios y actuaciones que la Confederación Hidrográfica está llevando a cabo desde la presa de El Furacón en Trubia hasta la zona marítimo-terrestre, aguas abajo de Pravia en El Roxico.

Los estudios se han centrado en la investigación sobre el funcionamiento erosivo y sedimentario de este tramo del río, de 35 km de longitud, así como de las características ambientales del corredor fluvial.

Los resultados de la primera fase de este estudio permiten disponer de un diagnóstico detallado de la situación actual e identificar los tramos que es necesario restaurar de forma prioritaria. Las actuaciones de restauración fluvial deberán realizarse de forma que no se generen nuevos desequilibrios ni se alteren los ecosistemas fluviales.

Desde el punto de vista geomorfológico, se ha estudiado la evolución del río Nalón a lo largo de 15 fechas desde el año 1945, primer año del que se dispone de fotografías aéreas, hasta la actualidad, analizando sus transformaciones y las causas naturales y artificiales que pueden estar interviniendo en ellas. Se incluye también el análisis de las avenidas que han tenido lugar durante el último siglo. Para caracterizar los sedimentos, se han realizado análisis geoquímicos en 24 muestras.

Los resultados han constatado que este tramo del río Nalón presenta 8 km de orillas erosivas, distribuidas en más de 30 emplazamientos, el máximo registrado desde el año 1945, y que parte importante de este desequilibrio se debe fundamentalmente a la falta de áridos.

Si bien algunas de estas erosiones forman parte de los reajustes esperables en el río Nalón, en ocasiones provocan importantes fragmentaciones en la vegetación de ribera que afectan a tramos de gran longitud, que no solo alteran la continuidad longitudinal del corredor ecológico del río Nalón sino que lo hace muy vulnerable a la colonización por las plantas invasoras y al efecto erosivo de futuras avenidas, cuya frecuencia está aumentando según los estudios realizados.

El análisis de la cubierta vegetal, de la biodiversidad y la caracterización del bosque de ribera se ha abordado a través de la cartografía de la vegetación. Se ha analizado la estructura de la vegetación a través de 45 inventarios florísticos, se han utilizado diferentes indicadores biológicos y se ha geolocalizado la presencia de especies exóticas, en más de 800 emplazamientos así como en áreas fuente para la obtención de especies nativas en las actuaciones de bioingeniería.

Los resultados señalan que la vegetación autóctona de ribera que se desarrolla en el tramo medio y bajo del río Nalón corresponde mayoritariamente a dos tipos de bosques: las alisedas atlánticas y las saucedas blancas, formaciones vegetales incluidas en el hábitat de interés comunitario prioritario 91E0*. Este hábitat sufre una alta fragmentación, está ausente en numerosos tramos con erosión y en otros presenta una franja de bosque autóctono demasiado estrecha para que sea un hábitat funcional.

Para la caracterización de la fauna, se han estudiado 20 tramos, en los cuales se han combinado distintas metodologías de muestreo para obtener, en su conjunto, una caracterización actual de las comunidades faunísticas del área de estudio, tanto de vertebrados como macroinvertebrados. Cabe destacar la presencia de colonias de nidificación de avión zapador (Riparia riparia), cuya presencia se ha geolocalizado para minimizar posibles interferencias de las actuaciones. No se ha obtenido ningún dato que avale la presencia de la náyade en peligro de extinción Margaritifera margaritifera (mejillón de rio) en el tramo estudiado del río Nalón.

El desarrollo de las siguientes etapas de este proyecto piloto sobre el bajo Nalón incluye:

  1. Actuaciones de mejora del bosque de ribera mediante el ensayo de diferentes tipologías de actuaciones de bioingeniería, soluciones basadas en la naturaleza para mitigar la fragmentación del corredor ecológico del río Nalón y la mejora del estado de conservación del hábitat de interés comunitario y prioritario, siempre acompañadas con la eliminación de invasoras.
  2. Mejorar el conocimiento del transporte de sedimento en el río, que está en el origen de su situación de desequilibrio, para actuar sobre la causa del problema, mediante:
    • Dos actuaciones piloto de reubicación de sedimentos, procedentes aguas arriba del tramo de estudio y de las barreras trasversales, que están reteniendo el material sólido que necesita el río.
    • Establecer las bases experimentales y metodológicas para desarrollar un observatorio de sedimento que transporta el río a más largo plazo, a través de la investigación con varias herramientas que se están instalando en el río Nalón: un sismógrafo, 15 geófonos, y la monitorización de 800 cantos con geolocalizadores.

Las actuaciones previstas para la mejora del bosque de ribera mediante el ensayo de diferentes tipologías de bioingeniería, algunas ya realizadas, son las siguientes:

• Zona depuradora de Grado, 28.877,5 €, realizada.

• Grullos (Candamo), 173.401,4 €, próximo inicio.

• San Román (Candamo), 257.097,6 €, realizada.

• Santoseso (Candamo), 173.665,0 €, próximo inicio.

• Meandro de Forcinas (Pravia), 423.775,2 €, realizada.

• Vega de Forcinas I Fase (Pravia), 330.420,2 €, próximo inicio.

Se encuentran en estudio otras actuaciones, como una segunda fase en la Vega de Forcinas, con un presupuesto estimado de 400.000 €, o en la zona de AgonesPeñaullan.

A la inversión prevista en actuaciones para el fortalecimiento del bosque de ribera, que en este momento asciende a 1.382.236,9 €, se suma el importe de los estudios e investigaciones realizados o iniciados, que asciende a 492.272, 5 €, en el que se incluye la monitorización y el seguimiento de los materiales sólidos transportados por el río durante 18 meses.

Todos estos trabajos son financiados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, dentro de su programa de Restauración y Adaptación al Cambio Climático (PIMA Adapta agua), bajo la dirección de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, y están siendo desarrollados por la empresa pública TRAGSA con la colaboración del Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (INDUROT) de la Universidad de Oviedo.

Las actuaciones no tienen vocación de definitivas dado el desequilibrio que impera en el Nalón, el aumento de la frecuencia de avenidas y el carácter piloto de muchas de ellas, pero formarán parte de un proceso continuo de investigación y seguimiento.