Marco socioeconómico

Marco socioeconómico NUEVO

Población: 

La población residente en el ámbito territorial de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, O.A., en 2018 fue de aproximadamente dos millones ciento veintisiete mil habitantes, repartidos entre las distintas divisiones administrativas.

Existen grandes diferencias en cuanto a la densidad de población en las provincias comprendidas en el ámbito territorial del Organismo. Las provincias más densamente pobladas son Bizkaia y Gipuzkoa, mientras que las menores densidades de población se dan en Palencia, Burgos, León y Lugo.

La población se concentra en los municipios más cercanos a las capitales de provincia o en esos mismos municipios como es el caso de Oviedo, Santander o Bilbao,  y también en los municipios con una mayor actividad industrial y/o empresarial, como Gijón, Avilés, Torrelavega, Basauri, Galdakao, Durango o Hernani.

Por otro lado, la costa es un gran atrayente de población debido a sus características naturales por lo que la construcción de segundas residencias se concentra en estos municipios. En algunos casos, se convierten en vivienda principal, bien sea por las mejoras de las infraestructuras y equipamientos de la zona, o por la mejora de las vías de comunicación con las principales ciudades. Así, en el total de los municipios costeros se encuentra el 52% de la población, el resto de la población se encuentra distribuida de una forma más homogénea a lo largo de todo el ámbito territorial.

Actividades económicas:

Las principales actividades económicas en el ámbito territorial de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, O.A., son las siguientes:

Agricultura y ganadería

El sector agrario tiene especial relevancia en aquellos municipios rurales en los que el mantenimiento de la población depende fundamentalmente de las actividades agrarias, vinculadas principalmente a actividades ganaderas. Sin embargo, el sector agrario muestra un paulatino retroceso, siendo el sector con menor aportación al  valor agregado bruto (VAB) territorial.

Industria:

El agua interviene como un factor productivo directo en el sector industrial, pero el volumen de agua necesario para producir una cantidad determinada de VAB es variable en función de la actividad industrial desarrollada.

Turismo

El concepto de actividad turística es difícil de definir con precisión ya que abarca un conjunto muy amplio de servicios y oportunidades de recreo que en muchos casos no quedan registradas en las operaciones de mercado (como ocurre con las residencias secundarias);  en otros se trata de actividades de valor intangible relacionadas con el disfrute de la naturaleza, como algunas actividades recreativas. Además, no resulta fácil separar la actividad de los turistas y la población estacional (por ejemplo en el uso de servicios de restauración) de la actividad de los residentes.

Dentro de las actividades turísticas y de ocio tiene importancia en cuanto al uso significativo de las aguas, los servicios de hostelería y actividades recreativas como los campos de golf.

Existen actividades de ocio cuya práctica está asociada al buen estado de conservación de los espacios naturales como el senderismo, el baño, la pesca deportiva, y otras actividades de recreo.

El sector turístico en el norte de España ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años, tanto en las zonas de playas como en el turismo de interior y está marcado por una fuerte estacionalidad.

Energía

Los usos del agua para la producción de energía eléctrica comprenden la generación de energía hidroeléctrica y la utilización en centrales térmicas, nucleares, termosolares y de biomasa, especialmente en refrigeración. En el ámbito de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, O.A.,  el uso del agua en el sector energético es principalmente utilizado en la turbinación de los caudales de los ríos en las centrales hidroeléctricas y en los volúmenes demandados en las centrales térmicas para su refrigeración, siendo mucho menores los volúmenes empleados en el proceso productivo de las mismas.