Noticias

Publicador de contenidos

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico trabaja en un proyecto para recuperar el tramo del río Saja entre Caranceja y Casar
 

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico trabaja en un proyecto para recuperar el tramo del río Saja entre Caranceja y Casar

2020
JUL
07
  • La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el presidente de la Confederación, Manuel Gutiérrez, han presentado este proyecto cuyo presupuesto ascenderá a 3,5 millones de euros

Caranceja (Reocín), 6 de julio de 2020- La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, está redactando un proyecto para la recuperación hidromórfica del tramo del río Saja, entre los núcleos de Caranceja y Casar, en los términos municipales de Reocín y Cabezón de la Sal.

El proyecto, cuyo presupuesto ascenderá a unos 3,5 millones de euros, lo han presentado este lunes la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Manuel Gutiérrez, en una reunión que han mantenido con vecinos en la bolera de Caranceja para abordar el problema de inundaciones que sufre este núcleo de Reocín.

A la presentación del proyecto a los vecinos han asistido el alcalde de Reocín y diputado regional, Pablo Diestro; el alcalde pedáneo de Caranceja, Mario Iglesias; y la senadora Isabel Fernández.

Gutiérrez ha recordado a los vecinos que, de acuerdo con el artículo 28 de la Ley 10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional, las actuaciones de defensa contra inundaciones de zonas urbanas corresponde a las administraciones competentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo, y que el Real Decreto 1661/1984, de 1 de agosto, traspasó a la comunidad autónoma de Cantabria las funciones que tenía la Administración del Estado en las obras de encauzamiento y defensa de márgenes en áreas urbanas.

No obstante, ha informado del “compromiso que la CHC tiene en el impulso y desarrollo del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación del Cantábrico Occidental”, motivo por el que está redactando el citado proyecto de recuperación hidromorfológica del tramo del río Saja entre los núcleos de Caranceja y Casar.

Este proyecto, además de tener como finalidad reducir el riesgo de inundación de la zona, pretende restaurar ambientalmente este tramo del Saja y recuperar antiguos brazos del río. Para su desarrollo, una vez logrado el acuerdo social e institucional sobre el proyecto, será precisa la participación del resto de las administraciones competentes, los dos ayuntamientos y el Gobierno de Cantabria, en la financiación de las actuaciones mediante la suscripción de un convenio.

La delegada del Gobierno ha señalado que “las inundaciones que sufrimos hace un año, en enero de 2019, perjudicaron gravemente toda esta zona de Cantabria, especialmente municipios como Reocín, Cabezón de la Sal, Mazcuerras y Cabuerniga que están en esta cuenca del río Saja”. “El Gobierno de España estuvo desde el primer momento pendiente de la situación en la que quedó el cauce del río, las zonas devastadas y las familias afectadas”, ha apostillado.

Para Quiñones, “tan importante es reparar con actuaciones como este proyecto de 3,5 millones que venimos hoy a explicar a los vecinos de Caranceja como realizar labores de mantenimiento y conservación de nuestros ríos y cuencas para evitar que, ante el riesgo de precipitaciones fuertes que traigan consigo inundaciones, las cuencas estén en la mejor condición posible para evitar mayores consecuencias”.

En este sentido, ha afirmado que el proyecto para recuperar el tramo del río entre Caranceja y Casar “viene a evitar el riesgo de inundación de la zona, restaurar ambientalmente este tramo del Saja y recuperar antiguos brazos del río”.

“La mejor política que podemos hacer desde el Gobierno de España, el Gobierno de Cantabria y los ayuntamientos es la política de la coordinación entre las administraciones. Es la forma más eficaz de reducir el problema de las inundaciones, como estamos haciendo, trabajando conjuntamente para impulsar obras en las zonas afectadas en Cantabria en los últimos tiempos”, ha añadido.

ACTUACIONES EN 2019 Y 2020

Por otro lado, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico desarrolla, en todo el ámbito de la cuenca, un programa de mejora y conservación de cauces con dos objetivos: el de mejorar las condiciones ambientales y morfológicas de los cauces para contribuir al objetivo, establecido por la Directiva Marco del Agua, de lograr su buen estado y, de forma compatible con este objetivo, el de mantener en los ríos las condiciones mínimas de desagüe que evite, en la medida de lo posible, daños por desbordamiento en bienes y servicios.

En el año 2019 la inversión en labores de conservación y mantenimiento de cauces en Cantabria fue de aproximadamente 1,7 millones de euros, repartidos en 70 actuaciones en más de 30 municipios.

Durante el año 2020, la Confederación lleva invertidos en Cantabria 700.000 euros, distribuidos en 18 actuaciones, y se espera, al finalizar el año, superar la inversión realizada en 2019. Concretamente, en el municipio de Reocín se acaban de finalizar los trabajos de mejora de la capacidad hidráulica del arroyo San Benito en un tramo de unos 330 m aguas abajo del núcleo de Barcenaciones.

Otras actuaciones ejecutadas durante el año 2020 en la cuenca del río Saja han sido: la retirada de elementos obstructivos y estabilización de márgenes del río Argonza a la altura del puente La Mahilla, en Los Tojos; la retirada de depósitos y de restos vegetales en el canal de alivio del arroyo San Ciprián en Santibáñez, en Cabezón de la Sal; la retirada de arbolado caído y de restos vegetales en el río Saja entre los puentes de Santa Lucía y Virgen de la Peña, en Cabezón de la Sal y Mazcuerras; la estabilización de la margen derecha del río Saja en Villanueva de la Peña, en Mazcuerras; o la recuperación de la capacidad hidráulica del río Bayones a la altura de la carrera autonómica CA-180 en Ucieda, en Ruente.

En estos días, la CHC se encuentra trabajando en dos tramos del río Saja, concretamente en el Barrio de San Pedro de Rudagüera en Alfoz de Lloredo y en la localidad de Terán en Cabuérniga.

OBRAS EN VILLANUEVA DE LA PEÑA

Después de la visita a Caranceja, la delegada del Gobierno y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico han visitado las obras realizadas por este organismo en Villanueva de la Peña, en el término municipal de Mazcuerras. La actuación ha consistido en la retirada de acarreos y de vegetación muerta, o con riesgo de caída, y la estabilización de la margen derecha del río Saja en una longitud en torno a 150 metros.

En este mismo punto, la Confederación tiene previsto, aprovechando las obras de ejecución de un nuevo puente y demolición del antiguo, conocido como puente de Virgen de la Peña, por parte de la administración autonómica de carreteras y en coordinación con ellos al objeto de minimizar costes y afecciones medioambientales, la ejecución de una nueva estación de control a la altura del nuevo puente.

Esta nueva estación de aforo completará el sistema de control y calibración de los modelos hidrológicos de la cuenca del río Saja que facilitan la necesaria información para gestionar los episodios de avenidas.

Finalmente, el presidente de la CHC ha informado que es intención del organismo consensuar con los ayuntamientos los trabajos a acometer de mantenimiento y conservación de cauces, para lo que se está trabajando en la firma de acuerdos de intenciones para la delimitación de los tramos en que cada administración actuará, la definición de las actuaciones prioritarias y la creación de una comisión técnica que vele por el adecuado desarrollo de los objetivos del acuerdo.