Río Lena

Río Lena

  • Plano del río Lena
  • Perfil del río Lena
  • Río Lena
  • Iglesia de Santa Cristina de Lena

El Río Lena es un curso fluvial que desde su inicio, al unirse los ríos Huerna y Pajares, hasta su final, al unirse al Río Aller para pasar a ser parte del Río Caudal, recorre 20,6 kilómetros. Transcurre principalmente por el Concejo con el comparte su nombre, salvo un último tramo, antes de llegara a su destino, por el Concejo de Mieres.

En su camino pasa por Campomanes, donde se origina, Vega del Rey, Pola de Lena. La capital del concejo y Villallana, antes de ceder sus aguas, cerca de Ujo. Sus afluente principales son el Río Huerna (20,2 Km) y el Pajares (17,2 Km), así como el Naredo (8,3 Km), con el que se encuentra a la altura de Pola de Lena.

Dado que los ríos que lo conforman lo igualan en longitud, parece inevitable referirnos a ellos.

El Río Huena nace el la Sierra Gabuxeos, también dentro del Concejo de Lena, junto a la Braña el Meicín, a más de 1.500 metros de altitud. Se forma una pequeña hondonada que forma una charca alargada, que abarca 200 metros de longitud, conocida como El Chegu, cuyo desagüe se pierde entre las rocas, para aparecer poco después como un reguero discontinuo que se va encajando poco a poco mientras desciende hacia Tuiza de Arriba, y poco después, de Abajo. Los prados de altura van siendo sustituidos por cada vez más densos bosques autóctonos hasta llegara a Riospaso, donde es brevemente retenido por un pequeño azud. A partir de este punto sufre un severo encajamiento entre capas de rocas cada vez más verticales, que termina al llegar a Telledo. Desde aquí avanza rumbo norte, encontrándose con más instalaciones mineras que casas, pasando por Jomezana y Sotiello, hasta llegara a Campomanes por debajo de la Autopista del Huerna, la AP-66, que recibe este nombre al aprovechar este valle para dirigirse hacia la meseta.

Por su parte, el Río Pajares, cuyo valle aprovecha la antigua carretera nacional N-630, se forma de la confluencia de diversos arroyos que recogen las aguas de las cumbres; el Reguero del Puerto, el de Brañillín, el de Mestas o el Río Valgrande se unen en las praderías de Las Mestas para descender por la ladera hacia San Miguel del Río para seguir sin solución de continuidad por el estrecho valle que labra entre las rocas, cubiertas por una manta verde de prados y bosques autóctonos.

Aguas abajo se encuentra en Puente Los Fierros con el Arroyo de los Fierros, un interesante nodo de comunicaciones, punto de paso hacia la meseta ya desde las calzadas romanas, que se convertiría finales del siglo XIX en un importante punto de inflexión para el ferrocarril, desde donde parte la línea.

Desde aquí, el agua continúa su camino hacia Campomanes para unirse al Huerna formando el Río Lena.

El Río Lena, que sigue en paralelo la gran infraestructura de la autovía A-66, es un río caudaloso, al menos para una región como la asturiana. No en vano drena en exclusiva el Concejo de Lena, con sus 316 Km2, que se delimita como si de su cuenca hidrográfica se tratase

Su rumbo predominante es de sur a norte, prácticamente invariable durante todo el trayecto hasta Pola de Lena, que circula por una vega amplia para el estándar de un área tan montañosa. Y esto significa que ronda habitualmente los 300 metros de anchura, llegando a algo más de 500 puntualmente.

La primera población que nos encontramos tras Campomanes, una de las mayores concentraciones con 571 almas, es Vega del Rey, más modesta, al albergar a tan sólo 70 personas.

En esta población tuvieron lugar gran parte de los combates de la Revolución del 34, un episodio previo a la Guerra Civil, cuando los mineros, sublevados ante la victoria de los conservadores en los comicios nacionales, trataron de detener -sin éxito, a la larga- a las fuerzas, que a través de Pajares, fuero enviadas para sofocar la rebelión.

Frente a esta aldea, al otro lado del río, se eleva una colina coronada por una de las joyas del patrimonio arquitectónico, Santa Cristina de Lena, de estilo prerrománico, edificada en el año 852, bajo el reinado de Ramiro I. Su rareza, y lo bucólico de su entorno, dominando el río, lo convirtieron en Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1985.

Siguiendo aguas abajo nos encontramos con un pueblo algo mayor, Vega del Ciego (225 habitantes), donde se encuentra con el Arroyo de Mamorana. Un poco más adelante, tras recibir las aguas del Río Naredo, se encuentra la capital del concejo, Pola de Lena, y la villa más populosa, con 8.682 habitantes.

A partir de este punto el rumbo vira hacia el noreste para unirse al Río Aller, formando, entre Sovilla y Taruelo, el Río Caudal, tributario a su vez del principal sistema hídrico del centro de la región, el Río Nalón.

icono_descargaDescargar ficha

(icono PDF PDF: 3,05 Mb)