Río Cares

Río Cares
  • Plano del río Cares
  • Perfil del río Cares
  • Cares en Arenas de Cabrales
  • Cares en Mier (Peñamellera Alta)

El Río Cares es un curso fluvial que desde su nacimiento en la Sierra de Cebolleda, en Posada de Valdeón hasta su confluencia con el Río Deva, recorre 53,7 Kilómetros.

Atraviesa cuatro municipios, que son, aguas abajo, Posada de Valdeón, en la provincia de León, y ya en Asturias, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja, donde se une al Río Deva, que separará Ribadedeva de Val de San Vicente, en Cantabria. A su paso atraviesa Posada de Valdeón, Arenas de Cabrales, Trescares y Niserias.

Con una cuenca hidrográfica de 488,868 Km2 su caudal medio anual es de 10,81 m3/seg., con mínimos estivales de 0,06 m3/seg. y máximos de 243,89 m3/seg. Esta estacionalidad tan acusada se basa en su alimentación nival desde el corazón de los Picos de Europa, que en tan corta distancia salvará un desnivel desde los más de 2.000 metros de sus cumbres para llegar al mar.

Sus principales afluentes son el Río Duje (17,7Km) y Casaño (14,1 Km).

El Río Cares nace junto al Collado de Cebolleda, en la sierra de mismo nombre, en la Provincia de León, a una altitud cercana a los 2.000 metros sobre el nivel del mar. Surge de la confluencia de las aguas que arroyan por la ladera, así como del deshielo de la nieve invernal. Cruza valles glaciares con un perfil en “U” hasta llegar a los Llanos de Valdeón, donde los sedimentos que depositan las aguas facilitan los primeros campos de cultivo viable, muy restringidos al entorno del pueblo, y donde las aguas sufren un pequeño represamiento, el Embalse de Posada de Valdeón, para ser conducida hasta Camarmeña.

Sigue el curso del agua por terrenos similares para introducirse en la Garganta del Cares, que debe cortar las calizas de los Picos de Europa para buscar su camino al mar. Los desniveles de las paredes son enormes, y pasa por el desfiladero sin dejar espacio para nada que no sea el río. En una de las treguas que da la orografía se localiza el pequeño pueblo de Caín, mientras que van aportando sus aguas al curso pequeños arroyos que descienden vertiginosamente de la montaña a través de verticales canales, llegando así a la frontera con Asturias. Aquí no cambia el paisaje si no es para volverse aún más vertical, dejando a su derecha el conocido como Murallón de Amuesa hasta llegar a Poncebos, el primer pueblo que se encuentra este caudal en su recorrido Asturiano, no siendo más que unas pocas casas y una central eléctrica, que para aprovisionarse de agua ha de recurrir a un canal paralelo al río y excavado en la rocas. Aquí se une el Río Duje al curso principal. La pendiente de las paredes que rodean la corriente se moderan relativamente hasta llegar a Las Arenas donde recibe las aguas del Casaño. Esta confluencia crea una vega algo más amplia que se aprovecha para acoger la población más grande del Concejo de Cabrales, aunque no se trata de la capital, que es Carreña, que se encuentra aguas arriba a la vera del Casaño. Poco le dura la paz, ya que se vuelve a introducir en otra garganta, ya no tan vertical como las anteriores, pero aún con más de 500 metros de diferencia. En Mildón se sitúa una pequeña central eléctrica, también alimentada por el Canal del Cares. Poco después se encuentra Trescares, donde como su propio nombre indica confluyen con el río otros dos arroyos que generan una pequeña planicie.

El río hace una curva para evitar la Pica Peñamellera, que bautiza a otros dos concejos, y recibe las aguas del Besnes, situándose otra pequeña central eléctrica en Niserias. Poco antes de llegar a Panes, el Cares une sus fuerzas con el Río Deva, que buscará más allá su salida al mar en la Ría de Tina Mayor, entre Unquera y Bustio.

La historia reciente de La Garganta del Cares está definida por el eje vertebrador de la producción de electricidad. Entre 1916 y 1921 Electra de Viesgo construye un canal que comunica el embalsamiento de Posada de Valdeón con la Central Hidroeléctrica de Camarmeña. A este canal sólo se podía acceder a través de una senda, apenas un camino de cabras, y en algunos puntos había incluso que trepar o cruzar sobre tablones. Por eso, entre 1945 y 1950 se abre un camino auxiliar, muchas veces excavado en la roca, que permitiera el acceso y la reparación de la infraestructura. Este camino fue descubierto para el turismo y rebautizado como la Ruta del Cares.

Gran parte de este río discurre por el Parque Natural de Picos de Europa, ampliación en 1995 del original Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, que data de 1918, el primer espacio protegido del país, siguiendo el ejemplo de los parques nacionales estadounidenses.

La orografía del parque es espectacular, de gran verticalidad, y su difícil acceso ha permitido preservar una flora de calidad, con bosques de haya, e incluso encinas, endémicas en el norte de España. Además, en el Pico Corona, junto a Posada de Valdeón se encuentra el único bosque de tilos autóctonos de Europa, y uno de los pocos del mundo. Pero la fauna no se queda atrás, y conserva muestras de gran parte de toda la fauna ibérica, así como especies protegidas como el urogallo, el buitre quebrantahuesos, el oso pardo, el rebeco cantábrico y el lobo ibérico.

Además, el Río Cares está considerado como Lugar de Interés Comunitario (LIC) Río Cares-Deva, que protege especies como la nutria, el desmán o el salmón, cuya pesca es otro de los atractivos de este río.

*Datos obtenidos de la Estación de Aforo 1276 - Río Cares en Mier

icono_descargaDescargar ficha

(icono PDF PDF:5,13 Mb)