Río Barrea

Río Barrea

  • Plano del río Barrea
  • Perfil del río Barrea
  • Embalse de Alfilorios
  • Río Barrea

El Río Barrea es un corto curso fluvial, que desde su nacimiento, cerca de las casas de Alguera de Arriba, hasta su final, como afluente del Río Nalón, debe recorrer 5,1 kilómetros, estando una gran parte de su recorrido retenido por el Embalse de los Alfilorios. Se encuentra repartido entre los concejos asturianos de Morcín y Ribera de Arriba, y aunque sólo atraviesa el núcleo de población de Palomar, en su tramo final, el embalse afecta a otros como Los Duernos o Alfilorios, dando este último nombre al pantano. Dado su escaso recorrido no cuenta con grandes afluentes, siendo el más importante el Río de Les Aroxines (1,7 Km), que se une al primero en la cola del embalse.

Nace este río bajo el Pico de Ordiales (907 m), a una altitud cercana a los 600 metros de altura. Circula en dirección noroeste entre prados, pero acompañado por un cortejo de vegetación de ribera que lo escolta mientras desciende por la ladera para pasar entre las casas de La Gantal (13 hab) y El Río (25 hab), justo antes de encontrarse con el Río de Les Arroxines para formar el Embalse de Los Alfilorios.

La presa que contiene las aguas mide 67 metros desde su base, fabricada con hormigón y materiales sueltos. Su proyecto comienza a partir de los años 60 del siglo pasado, aunque no se concluyó la obra hasta 1990. Es capaz de almacenar algo más de 9 hectómetros cúbicos, anegando una superficie de 54 hectáreas. Toda la lámina de agua se encuentra dentro del concejo de Morcín, pasando la frontera con el vecino Ribera de Arriba por el culmen del dique.

El objetivo de este reservorio es el de suministrar agua a la zona central de Asturias, y particularmente, a la cercana ciudad de Oviedo, capital del Principado. Aunque el Río Barrea es el principal suministrador de agua de este embalse, junto al de Arroxines, que conforman el eje principal, otros dos pequeños regueros quedan anegados bajo la cota de inundación, dando lugar a dos brazos más cortos en la parte oriental.

Las casas de Barrea (9 hab), que dan nombre a este curso fluvial, quedan en la orilla izquierda, mientras que las de Alfilorios, separadas en tres barrios, llamados de Arriba (1 hab), del Medio (6 hab) y de Abajo (6 hab), quedan en la parte derecha, entre los dos ramales principales del pantano.

Desde la presa, el río sigue en dirección noreste, entrando en el Término Municipal de Ribera de Arriba. Las aguas son procesadas para su consumo en la Estación de Tratamiento de Aguas (ETAP) Aramo-Quirós, situada en la margen derecha del río. Esta instalación se alimenta no sólo del agua del embalse, sino que también recibe aportes de los manantiales de la Sierra del Aramo, e incluso del propio Río Nalón.

El espacio una vez superado el embalse, cuenta con una compleja geología. Cuando las rocas, en este caso calizas de la llamada Formación Barcaliente, sufren esfuerzos tectónicos, por el movimiento de la corteza terrestre, responden plegándose a lo largo de eones, pero de una manera tan profunda que se repliegan unos sobre otros, llegando a cabalgar, y darse el caso de llegar a quedar dispuestos de manera inversa a como fueron depositados. Aquí, este fenómeno es tan intenso que en los 200 metros posteriores a la presa se suceden hasta cuatro de estos cabalgamientos que debe atravesar el río perpendicularmente, tallando un estrecho valle limitado por las elevaciones de los Pereos (520 m), el Pico Castiellu (474 m) y el Fresnedal (464 m) hasta llegara a Palombar (135 hab), donde se une al Nalón.

Este curso fluvial, el Nalón, es el más importante de Asturias en relación a la cuenca hidrográfica que drena, es el encargado de conducir las aguas que el embalse cede como caudal ecológico, para llegar a su destino, en el Mar Cantábrico, a través de la Ría del Nalón.

icono_descargaDescargar ficha

(icono PDF PDF:3,32 Mb)