Noticias

Publicador de contenidos

La CHC inicia la limpieza de los cauces de varios arroyos en el municipio de Liendo
 

La CHC inicia la limpieza de los cauces de varios arroyos en el municipio de Liendo

2019
ABR
01
  • Limpieza Liendo 01-04-2019
  • Limpieza Liendo 01-04-2019

La CHC inicia la limpieza de los cauces de varios arroyos en el municipio de Liendo

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico actúa especialmente para eliminar depósitos acumulados en las últimas avenidas.

1 de abril de 2019-

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha iniciado los trabajos de la limpieza de los cauces de varios arroyos en el municipio de Liendo. Estos trabajos persiguen recuperar y mejorar la capacidad de desagüe de tramos de cauce en los que la acumulación de arbolado, acarreos o el deterioro de las obras de paso da lugar a una reducción drástica de la sección de desagüe y consecuentemente a la aparición de un riesgo inminente de desbordamiento.

La empresa pública Tragsa es la encargada de llevar a cabo estas labores, que contemplan la limpieza y retirada de árboles con peligro de caída de varios tramos de los arroyos Recueva y afluente y Hazas y afluente en el entorno del núcleo de Hazas, en una longitud total de 1.500 metros. Se incluye la retirada de lodos y sedimentos en la sima donde desaguan.

Cabe recordar que esta actuación forma parte de un Plan general de mantenimiento y saneamiento de cauces aprobado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, presupuestado en casi 320.000 euros, y que se desarrollará hasta diciembre de 2019 y abarca la práctica totalidad del territorio de Cantabria, fundamentalmente fuera de las zonas urbanas en las que las labores de conservación y mantenimiento de cauces son competencia de los propios ayuntamientos.

Las sucesivas  avenidas extraordinarias en los ríos de las cuencas hidrográficas de Cantabria han originado diversidad  de afecciones derivadas fundamentalmente del desplome de especies arbóreas del dominio público y márgenes, movimiento y posterior depósito de acarreos y otros residuos sólidos, y afecciones puntuales en infraestructuras existentes. Estas actuaciones han provocado  reducciones de la sección de desagüe y por ello disminución de la capacidad de desagüe de los correspondientes cauces, con el consiguiente riesgo de que futuras avenidas puedan producir nuevos desbordamientos e incremento de los efectos erosivos susceptibles de originar daños de mayor consideración.