Frequently Asked Questions

Preguntas Más Frecuentes

 

Se entiende por cuenca hidrográfica "la superficie de terreno cuya escorrentía superficial fluye en su totalidad a través de una serie de corrientes, ríos y eventualmente lagos hacia el mar por una única desembocadura, estuario o delta".La cuenca hidrográfica como unidad de gestión del recurso se considera indivisible.

La Normativa legal básica de aplicación que regula el agua de nuestros ríos es el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas (modificada por la Ley 62/2003 por la que se traspone la Directiva 2000/60/CE), Directivas de la Unión Europea y resto de normativa de desarrollo.

Toda esta documentación está disponible en la apartado de legislación de la página Web del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (http://www.magrama.es). Asimismo, puede encontrar la legislación reguladora en materia de calidad de las aguas en esta página Web, en el apartado 7 del documento que se encuentra en la secciónServicios > biblioteca virtual> legislación

Se entiende por demarcación hidrográfica "la zona terrestre y marina compuesta por una o varias cuencas hidrográficas vecinas y las aguas de transición, subterráneas y costeras asociadas a dichas cuencas".

Son aguas de transición, las masas de agua superficial próximas a la desembocadura de los ríos que son parcialmente salinas como consecuencia de su proximidad a las aguas costeras, pero que reciben una notable influencia de flujos de agua dulce.

Las aguas costeras son las aguas superficiales situadas hacia tierra desde una línea cuya totalidad de puntos se encuentra a una distancia de una milla náutica mar adentro, desde el punto más próximo de la línea de base que sirve para medir la anchura de las aguas territoriales y que se extienden, en su caso, hasta el límite exterior de las aguas de transición.

Las aguas costeras se especificarán e incluirán en la demarcación o demarcaciones hidrográficas más próximas o más apropiadas.

Los acuíferos que no correspondan plenamente a ninguna demarcación en particular, se incluirán en la demarcación más próxima o más apropiada, pudiendo atribuirse a cada una de las demarcaciones la parte del acuífero correspondiente a su respectivo ámbito territorial, y debiendo garantizarse, en este caso, una gestión coordinada mediante las oportunas notificaciones entre las demarcaciones afectadas.

La demarcación hidrográfica, como principal unidad a efectos de la gestión de cuencas, constituye el ámbito espacial al que se aplican las normas de protección de las aguas contempladas en la Ley de Aguas, sin perjuicio del régimen específico de protección del medio marino que pueda establecer el Estado.

El Gobierno, por Real Decreto, oídas las comunidades autónomas, fijará el ámbito territorial de cada demarcación hidrográfica que será coincidente con el de su plan hidrológico.

De acuerdo con el artículo 2 de la vigente Ley de Aguas, el dominio público hidráulico comprende:

  • Las aguas continentales, tanto superficiales como subterráneas renovables con independencia del tiempo de renovación.
  • Los cauces de corrientes naturales continuas o discontinuas, entendiendo por cauce el terreno cubierto por las aguas en las máximas crecidas ordinarias.
  • Los lechos de los lagos y lagunas, es decir, el terreno que ocupan sus aguas en las épocas en que alcanzan su mayor nivel ordinario.
  • Los lechos de los embalses superficiales en cauces públicos, entendidos como los terrenos cubiertos por las aguas cuando alcanzan su mayor nivel a consecuencia de las máximas crecidas ordinarias de los ríos que los alimentan.
  • Los acuíferos subterráneos.
  • Las aguas procedentes de la desalación de agua de mar una vez que, fuera de la planta de producción, se incorporen a cualquiera de los elementos señalados anteriormente.

En el artículo 6 de la misma Ley se definen además las riberas como las fajas laterales de los cauces públicos situadas por encima del nivel de aguas bajas, y las márgenes como los terrenos que lindan con los cauces.

Las márgenes están sujetas, en toda su extensión longitudinal:

  • A una zona de servidumbre de 5 metros de anchura, para un uso público que se regula reglamentariamente.
  • A una zona de policía de 100 m de anchura, en la que el uso del suelo y las actividades que en ella se desarrollen están sometidas a condiciones reglamentariamente establecidas.

Zonas de servidumbre y policía

Se trata del modelo de impreso Solicitud de autorización para ejecución de obras, que puede descargarse desde esta página Web . Una vez haya rellenado el impreso, debe enviarlo, junto con la documentación requerida, a la oficina de la Confederación Hidrográfica correspondiente al ámbito de actuación, mediante cualquiera de las vías establecidas en la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Proceso Administrativo Común.

El Reglamento del Dominio Público Hidráulico explica lo siguiente en su artículo 82:

  • Las acampadas colectivas en zona de policía de cauces públicos que, de acuerdo con la legislación vigente, necesiten autorización de los organismos competentes en materia de regulación de campamentos turísticos, habrán de ser autorizadas por el Organismo de cuenca, previa la correspondiente petición formulada por el interesado, al menos con un mes de antelación a la fecha en que quiera iniciarse la acampada.
  • Esta autorización señalará las limitaciones a que habrá de sujetarse la acampada, en lo referente a los riesgos para la seguridad de las personas o de contaminación de las aguas por vertidos de residuos sólidos o líquidos.

Ha de tener en cuenta también que cada Comunidad Autónoma puede tener normas específicas para las acampadas que deberá consultar en cada caso

Los pasos a seguir para efectuar la legalización serían los siguientes:

  • En caso de que el consumo anual no supere los 7.000 m³ anuales y se trate de un uso exclusivo del agua para la finca en la que se ubica, tiene que remitir una"Solicitud de reconocimiento del derecho al uso privativo por disposición legal"
  • Si el consumo derivado del pozo es superior a los 7.000 m³ anuales, se tendrá que obtener una concesión por parte de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Para ello se debe remitir un escrito a esta entidad, indicando qué uso va a darle a ese pozo y en función del mismo, se le facilitará el modelo de concesión correspondiente.

Se trata del modelo de impreso Solicitud de autorización para ejecución de obras, que puede descargarse desde esta página Web . Una vez haya rellenado el impreso, debe enviarlo, junto con la documentación requerida, a la oficina de la Confederación Hidrográfica correspondiente al ámbito de actuación, mediante cualquiera de las vías establecidas en la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Proceso Administrativo Común.

El Reglamento del Dominio Público Hidráulico explica lo siguiente en su artículo 82:

  • Las acampadas colectivas en zona de policía de cauces públicos que, de acuerdo con la legislación vigente, necesiten autorización de los organismos competentes en materia de regulación de campamentos turísticos, habrán de ser autorizadas por el Organismo de cuenca, previa la correspondiente petición formulada por el interesado, al menos con un mes de antelación a la fecha en que quiera iniciarse la acampada.
  • Esta autorización señalará las limitaciones a que habrá de sujetarse la acampada, en lo referente a los riesgos para la seguridad de las personas o de contaminación de las aguas por vertidos de residuos sólidos o líquidos.

Ha de tener en cuenta también que cada Comunidad Autónoma puede tener normas específicas para las acampadas que deberá consultar en cada caso

  • Oficina de San Sebastián: Cuencas intercomunitarias de la provincia de Gipuzkoa y cuencas de la vertiente cantábrica de Navarra.
  • Oficina de Bilbao: Cuencas intercomunitarias de Bizkaia y Araba/Álava y vertiente Cantábrica de Burgos.
  • Oficina de Santander: Cuencas cantábricas de la provincia de Cantabria.
  • Oficina de Oviedo: Principado de Asturias y vertiente cantábrica de Lugo y de León (Sajambre y Caín)

Puede acceder a la dirección postal de cada una de las oficinas, seleccionado con el ratón en el menú El Organismo > Oficinas

Desde el apartado de Servicios > Tramitación de Solicitudes de esta página Web puede, bien descargar o rellenar e imprimir los modelos de solicitud disponibles o bien iniciar la tramitación de una solicitud a través de la Sede Electrónica del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Todos los usuarios (personas naturales o jurídicas) que, de forma colectiva, utilicen la misma toma de aguas procedente o derivada de manantiales, pozos, corrientes naturales (ríos, arroyos, etc.), o canales construidos por el Estado o usen un mismo bien o conjuntos de bienes de dominio público hidráulico, tienen la obligación de constituirse en Comunidad, con sujeción al Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas y al Reglamento Público Hidráulico de 11 de abril de 1986.

A efectos de lo establecido en el artículo 81.5 del texto refundido de la Ley de Aguas y artículo 203 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, en todo caso, se exime de la tramitación de Estatutos u Ordenanzas y Reglamentos a aquellos usuarios de aprovechamientos colectivos de aguas públicas cuyo número de partícipes sea inferior a veinte, si bien éstos están obligados a concretar entre ellos un convenio específico, que deberá ser también aprobado por el Organismo de cuenca. Usar colectivamente una toma de aguas, sin estar constituidos en Comunidad de Usuarios o en su caso, tener aprobado el oportuno convenio específico, podrá ser objeto de sanción.

Las Comunidades de Usuarios realizarán, por mandato del texto refundido de la Ley de Aguas y con la autonomía que en ellas se les reconoce, las funciones de policía, distribución y administración de las aguas que tengan concedidas por la Administración.

Puede descargar el modelo de impreso que se necesita "Solicitud de Cambio de Titularidad de un aprovechamiento de aguas" junto a los anexos complementarios o solicitándolo en las Oficinas de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, donde le explicarán la documentación que debe aportar, así como los trámites del procedimiento.

Una vez reciba la notificación del pago de dicha tasa por parte de la Confederación Hidrográfica y de la forma y en los plazos que en dicha notificación se le indique.

Los fines de la zona de servidumbre para uso público son, con arreglo al artículo 7 del Reglamento de Dominio Público Hidráulico, los de:

  • Protección del ecosistema fluvial y del dominio público hidráulico.
  • Paso público peatonal y para el desarrollo de los servicios de vigilancia, conservación y salvamento, salvo que por razones ambientales o de seguridad el organismo de cuenca considere conveniente su limitación.
  • Varado y amarre de embarcaciones de forma ocasional y en caso de necesidad.

Los propietarios de estas zonas de servidumbre podrán libremente sembrar y plantar especies no arbóreas, siempre que no deterioren el ecosistema fluvial o impidan el paso señalado en el apartado anterior. Las talas o plantaciones de especies arbóreas requerirán autorización del organismo de cuenca.

Con carácter general no se podrá realizar ningún tipo de construcción en esta zona salvo que resulte conveniente o necesaria para el uso del dominio público hidráulico o para su conservación y restauración. Solo podrán autorizarse edificaciones en zona de servidumbre en casos muy justificados.

Las edificaciones que se autoricen se ejecutarán en las condiciones menos desfavorables para la propia servidumbre y con la mínima ocupación de la misma, tanto en su suelo como en su vuelo. Deberá garantizarse la efectividad de la servidumbre, procurando su continuidad o su ubicación alternativa y la comunicación entre las áreas de su trazado que queden limitadas o cercenadas por aquélla.»

En varios puntos que se consideran de interés en la cuenca, se recogen continuamente mediante un conjunto de equipos electrónicos, un conjunto determinado de datos hidrológicos. La información es transmitida vía satélite al centro de proceso de cuenca, situado en Oviedo, donde se dispone de equipos informáticos y personal especializado para analizar e interpretar dichos datos. La captura de datos se realiza en periodos de 5 minutos y el análisis de los mismos es en tiempo real.

Puede ampliar toda esta información, así como consultar los datos obtenidos, a través de la Página Web del SAI de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico

Para navegar es necesario presentar ante las oficinas de Confederación Hidrográfica del Cantábrico la Declaración responsable para el ejercicio de la navegación y flotación que se encuentra en nuestra web en el enlace Navegación

Transcurridos 15 días desde su presentación sin haber recibido comunicación en contra, se puede navegar en aquellos tramos de río y embalse previstos en el Anexo II del modelo de declaración responsable

La declaración ha de presentarse con una antelación mínima de 15 días hábiles (todos, salvo domingos y festivos) a la fecha prevista para el comienzo de la actividad.

Si el modelo oficial de declaración responsable se ha cubierto correctamente y lo manifestado en él no contradice los requisitos y limitaciones contemplados en sus Anexos, una vez haya transcurrido el citado plazo de 15 días hábiles puede comenzar la actividad sin más. Sólo en aquellos casos en que la Confederación estime que la actividad es incompatible con los fines del dominio público hidráulico, le comunicará la denegación.

La inexactitud, falsedad u omisión, de carácter esencial, en cualquier dato, manifestación o documento que se acompañe a una declaración responsable, o la no presentación de la declaración responsable, determinará la imposibilidad de continuar con el ejercicio de la actividad, sin perjuicio de las responsabilidades penales, civiles o administrativas a que hubiera lugar.

Como primera medida, es conveniente ponerse en contacto con el Agente Medioambiental, o con el Guarda Fluvial, o cuando se estime oportuno con el Seprona,de la zona donde se encuentre el hecho a comunicar, a fin de que éste pueda personarse sobre el terreno y tomar las medidas que en ese momento sean más oportunas.

En otro caso, puede remitir un correo electrónico a la dirección:informacion@chcantabrico.es, en el que se deberá indicar brevemente los hechos, su ubicación (nombre del cauce, término municipal) y los datos del interesado así como un teléfono de contacto. Una vez conocido y calibrado el hecho por la Confederación, y de acuerdo con la programación de visitas, podrá desplazarse personal técnico para efectuar una inspección sobre el terreno a fin de estudiar las actuaciones que en su caso fueran necesarias, no siendo para ello necesario avisar al interesado.

Para proceder a realizar los trabajos, deberá solicitar y obtenerse, con carácter previo a la iniciación de los mismos, la preceptiva autorización administrativa de esta Confederación Hidrográfica, según lo previsto en el texto refundido de la Ley de Aguas (R.D.L. 1/2001, de 20 de Julio).

El proceso de expropiación está regulado por la Ley de Expropiación Forzosa, de 16 de diciembre de 1954, modificada en última instancia por la Ley 53/2002, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social.

  • El procedimiento de desafectación se puede iniciar de oficio o a instancia de parte.
  • Una vez solicitado formalmente, la Unidad encargada de la tutela del bien, emitirá un informe sobre la "innecesaridad" del terreno a desafectar.
  • Seguidamente se procede a iniciar los correspondientes trámites dirigidos a obtener la Regularización catastral y registral del terreno objeto de desafectación.
  • Es preceptivo solicitar Informe a la Abogacía del Estado.
  • El Servicio de Patrimonio emitirá informe que acompañado de la documentación arriba citada será remitido a la Dirección General de Patrimonio. De acuerdo con los artículos 10.4d), 6.b), 69 y 70 de la Ley 33/2003 de Patrimonio de las Administraciones Públicas.
  • Previo a la desafectación se comprobará si el titular de la parcela expropiada ha ejercitado el derecho de reversión.
  • El acto que concluye el proceso de desafectación es la Resolución de la Dirección General de Patrimonio y firma del Acta.

No, depósito previo e indemnización por rápida ocupación son cantidades a cuenta del justiprecio final, su cobro no significa que se acepte el justiprecio. En caso de rechazar el cobro su importe se consignará en la Caja General de Depósitos dando por cumplido el trámite.

Cumplimentar y presentar en la Confederación el impreso de solicitud o en su defecto un escrito por parte del propietario pidiendo la devolución de cantidades. Si no consta en el expediente acreditada la titularidad, se ha de aportar documentación que la acredite.

Cuando se inicie la pieza separada del expediente de justiprecio se le ofrecerá como indemnización la cantidad en la que la Administración ha valorado los bienes y/o derechos a expropiar.

De no aceptarla se le requerirá su hoja de aprecio (valoración aportada por la propiedad en la que indica y justifica la indemnización que considera que hay que pagarle por la expropiación del bien y/o derecho).
De no aceptarse por la Administración la valoración efectuada por la propiedad emitirá su hoja de aprecio donde justifique la cantidad ofrecida. De ser finalmente rechazada por la propiedad se remitirá al Jurado Provincial de Expropiación Forzosa el expediente de justiprecio en pieza separada, para que sea éste quien fije la indemnización a pagar.

El acta previa se levantará pese a la incomparecencia de la propiedad y, una vez consignado el depósito previo y la indemnización por rápida ocupación, continuará la tramitación de la pieza separada del expediente de justiprecio.

En una expropiación deben de ser valorados todos los bienes y/o derechos afectados, siendo fijados los criterios de valoración en la Ley de Expropiación Forzosa, su Reglamento de desarrollo y en la Ley del Suelo que resulte de aplicación.

Sí, la CH del Cantábrico permitirá al usuario, a través de su página Web realizar el seguimiento de los expedientes sobre adjudicaciones y licitaciones en proceso de información pública. Esta información estará disponible en el menú de inicio en Zona Profesional> Perfil de contratante

La Información Pública de la CH del Cantábrico puede consultarse a través de los siguientes canales:

  • Boletín Oficial de la provincia donde se produzca la actuación (en caso de afectar a varias provincias, la publicación se realiza en el Boletín Oficial del Estado).
  • Tablones de anuncios de los Ayuntamientos.
  • Anuncios en prensa en los casos de expropiación forzosa.
  • A través de esta página Web en el menú de inicio información pública y el apartado Servicios > Información pública.

Existe copia de la documentación en las distintas oficinas de la CH del Cantábrico, según el ámbito territorial de actuación de las mismas y en los Ayuntamientos, donde se envía para conocimiento de los mismos y como canal de consulta ciudadana.

Para realizar una denuncia ante la CH del Cantábrico, debe identificarse mediante el DNI o documento que le identifique legalmente y presentar un escrito indicando la zona donde se produce la infracción y adjuntando toda la información disponible para argumentarla.

El escrito puede entregarse en cualquier Registro Público tal y como recoge la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. No obstante, si quiere agilizar el proceso le recomendamos que lo realice en cualquiera de las delegaciones de la CH del Cantábrico o en su Sede Central, situada en Plaza de España, 2. C.P. 33071 (Oviedo).

Versión Web