logo chcantabrico

La construcción de azudes en los ríos Cantábricos supuso durante siglos la forma tradicional de derivación de agua del río para su aprovechamiento con distintos fines: movimiento de molinos de agua para molienda del grano, regadío de los campos, abastecimiento a pequeños núcleos poblaciones, derivaciones para minicentrales eléctricas en el siglo XX, etc.

La evolución de las técnicas de aprovechamiento y de la tecnología, junto con la despoblación de numerosos núcleos rurales ha supuesto que estos aprovechamientos de agua, basados en su mayoría en la construcción de azudes y canales para la derivación del agua, no tengan un uso real en la actualidad.

Por esta razón, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico está realizando numerosas actuaciones de eliminación de estas obsoletas estructuras, de modo que el río pueda recuperar su conectividad longitudinal y permitir una mejor circulación de las especies piscícolas aumentando su capacidad de supervivencia.

Las actuaciones realizadas sobre los azudes, en general, constan de los siguientes elementos:

  • Despeje, desbroce y acondicionamiento del acceso, donde sea necesario, para el paso del personal y la maquinaria necesaria para ejecutar los trabajos.
  • Demolición de todos los elementos de los azudes, tanto aéreos como enterrados.
  • Retirada de los elementos demolidos, con su transporte a vertedero autorizado.
  • Acondicionamiento del lugar de trabajo, así como de todos los caminos y accesos que pudiesen resultar afectados por la actuación.
Icono imprimir Imprimir página